Las Recientes Lluvias Alivian la Situación de los Humedales en Cuenca

Las precipitaciones recientes han brindado un respiro a los humedales de la provincia de Cuenca, especialmente a los ubicados en la comarca de La Mancha, que son mayoritariamente estacionales y dependen en gran medida del régimen de lluvias. Aunque la situación no es la peor registrada, los expertos señalan que aún se necesita más lluvia para asegurar que los humedales puedan mantenerse durante el verano.

La provincia de Cuenca alberga aproximadamente 200 zonas húmedas, divididas en dos categorías: los humedales de La Serranía y los de La Mancha. Los primeros están asociados a fenómenos kársticos y tienen aguas permanentes, lo que los hace menos sensibles a la sequía. Por otro lado, los humedales de La Mancha son en su mayoría estacionales y dependen completamente de las lluvias de otoño e invierno.

Actualmente, la laguna de El Hito alcanza el 30% de su superficie inundada, mientras que la laguna de Manjavacas se acerca al 50%. Sin embargo, estos humedales son bastante extensos, con El Hito alcanzando casi las 300 hectáreas y Manjavacas llegando a las 250 hectáreas, por lo que se necesita una cantidad significativa de lluvia para llenarlos por completo.

Los expertos también señalan que el terreno ha acumulado un déficit de agua en los años anteriores debido a inviernos secos. El aumento de las temperaturas, que provoca una evaporación más rápida, también afecta a la conservación de agua en estas lagunas poco profundas.

A pesar de los desafíos, los humedales son cruciales para la biodiversidad y la vida silvestre. Por ejemplo, las grullas que pasan el invierno en la provincia dependen de la presencia de agua en estas zonas. Los humedales de La Mancha son particularmente importantes desde el punto de vista ornitológico.

Además de la sequía, la sobreexplotación de acuíferos y la contaminación de las aguas son amenazas para estos humedales. Los esfuerzos se centran en mejorar la depuración de aguas residuales y mantener franjas de vegetación natural que actúen como filtros.

En un proyecto dirigido por la Fundación Global Natura, se está restaurando el humedal de El Hito, demostrando que los humedales pueden recuperarse. La Fundación también está investigando el papel de estos espacios en la captura de carbono y trabaja en la restauración de otros humedales en la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí